-¿Nos eligen los Gatos? - Consultora Felina
1474
post-template-default,single,single-post,postid-1474,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.7.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

-¿Nos eligen los Gatos?

¿Nos eligen los gatos?

Sí, nos eligen. Cualquiera que tenga una conexión natural con los gatos, es consciente. Cualquiera que no haya tenido nunca gatos, probablemente creerá que no es posible que haya esta conexión, creerá esta leyenda de que son animales traicioneros, egoístas, y que nunca debes confiar en ellos.

Pero los gatos no sólo nos eligen, sino que también eligen el tipo de relación que llevarán con cada uno de nosotros.

Si formamos parte de una familia humana, el gato de la casa elegirá la relación que tendrá con cada una de las personas que la forman. El gato decidirá a quien va a proteger, a quién va a proporcionar más compañía, de quien va a cuidar, transformando su energía negativa en buenas vibraciones y bienestar.

Si hay más de un gato en nuestra familia, cada gato elegirá a SU persona-vínculo, y no es algo que podamos cambiar. Es él quien decide con quién quiere mantener una relación especial.

A veces pensamos que el vínculo lo tiene el gato con la persona que le alimenta, ya que es a quien más sigue en la casa, teniendo en cuenta además la “fama” que tiene el gato de ser un animal muy “interesado” y nada generoso.

Sin embargo, ofrece con toneladas de generosidad su compañía no invasiva, sus grandes dosis de respeto, sus silencios acompañándonos, sus suaves roces con sus patas o su cabeza, haciéndonos saber que está ahí, que no estamos solos.

Y nos divierten sus carreras, y nos hacen reír sus ocurrencias, nos dan calor sus caricias, nos reconfortan sus besos gatunos, nos llenan sus miradas y sus ronroneos.

Si somos una sola persona en la casa, y tenemos varios gatos, cada gato cubrirá una de nuestras facetas, y cada gato nos enseñará un aprendizaje diferente. Si sólo tenemos un gato, debemos aprender el amor incondicional, amar sin depender, querer al otro proporcionando lo que el otro necesita, y no lo que nos hace sentir mejor a nosotros, crear vínculos sanos.

Cuando hay varios gatos, ya sea en una familia de varias personas o con un único ser humano, está el gato que nos enseña a ser más pacientes, el que nos muestra que no tenemos que ser dependientes, el gato que nos hace ver cómo ser un buen líder, el gato buen compañero de vida, el que nos transmite la profundidad del afecto sin grandes demostraciones, el que nos muestra el camino de la adaptación a los imprevistos, y el que nos lleva a fijarnos en los placeres de las pequeñas cosas.

 

Cualquiera que deje su alma abierta al respeto, la alegría, los silencios, las miradas cómplices, los roces suaves, la calidez de la compañía, percibirá aunque nunca haya convivido con ellos, cómo de especiales son los gatos, y cuánto tenemos que aprender de ellos. Cada día aprendemos de estos maestros.

El gato no habla, pero te lo cuenta todo. Te ayudaré a entenderlo.

 

Pura
consultorafelina@hotmail.com
1 Comentario
  • Maria Carmen Machio
    Publicado a las 12:32h, 03 enero Responder

    Son grandes maestros y educadores para los humanos.. Hay mucho amor y poca toxicidad en ellos… es muy saludable para el corazón y el espíritu convivir con gatos.. mejor aún con varios si nuestras condiciones de vida nos lo permiten Siempre hemos tenido perro también y los amamos pero los gatos son auténticos y necesarios Maestros de Vida

Publicar un comentario